Follow by Email

viernes, 7 de octubre de 2011

FLOJA LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN


Calificia de floja la lucha contra la corrupción

López Cintrón afirma que falta voluntad en las agencias responsables
por israel rodríguez sánchez

César López Cintrón, quien por casi 15 años fue la cara de la Oficina del Fiscal Especial Independiente (FEI) por su récord de convicciones de funcionarios que violaron la ley, no ve en estos momentos voluntad en las agencias anticorrupción del gobierno.
En su primera entrevista desde que renunció a la Oficina del FEI el 31 de agosto para dedicarse a la práctica privada de la abogacía, el exfiscal habló de la raíz de la corrupción gubernamental en Puerto Rico y lamentó la falta de proactividad de los entes que tienen la responsabilidad de combatirla.
¿Qué está haciendo desde que salió del FEI?
Estoy básicamente bregando con asuntos civiles en la práctica privada de la profesión para una institución en particular. Son asuntos nuevos en el sentido de que por muchos años estuve más en el área criminal. Pero me gusta lo que estoy haciendo. Me siento muy cómodo, tranquilo, en el sentido de poder bregar profesionalmente con otros asuntos y, además, tener la satisfacción de haber hecho un trabajo para este país que era necesario hacerlo.
Por su experiencia llevando casos contra funcionarios corruptos, ¿dónde esta el problema de la corrupción gubernamental en Puerto Rico?
El problema principal de la corrupción gubernamental es el convencimiento de algunos funcionarios de que el partido al que pertenecen y el gobierno es la misma cosa. Ese es el primer problema porque eso lo lleva directamente a dos asuntos importantes: se sienten totalmente protegidos por su partido y se sienten inmunes a cualquier investigación. O sea, que los casos que finalmente se investigan, se resuelven y se llevan a la luz pública son mínimos, cuando usted tiene a funcionarios que igualan a su partido con el gobierno como una misma cosa.
¿Cómo se puede atajar este problema?
Institucionalmente, los dirigentes de los partidos, obviamente sus presidentes y de ahí en adelante el liderato, deben no solamente ver ellos que son dos asuntos distintos, el partido y el gobierno, sino actuar acorde con eso y dar las instrucciones a la gente que forma parte de su gobierno. Tener claro que son dos cosas completamente distintas y que no se va a permitir la corrupción gubernamental. Lo que pasa es que lo dicen de la boca pa’ fuera, pero todo el mundo ve cómo es que finalmente se reparten.
¿Esto ocurre en los dos partidos por igual?
La experiencia dice que es un problema institucional. En mi experiencia yo procesé tanto a colora’os como azules. Lo que pasa es que la gente se recuerda nada más de los últimos. Yo te diría que a veces se tiene más cuidado dependiendo de la proactividad del dirigente. Van desde ‘traigánme la prueba’, por ejemplo, o ‘yo no sé nada de eso’ o hasta dar instrucciones a su secretario de Justicia para que se investigue. De eso es que depende.
¿Cómo ve a las instituciones encargadas de combatir la corrupción gubernamental en Puerto Rico?
El trabajo de las instituciones que tienen la responsabilidad de detectar y de procesar los asuntos de corrupción gubernamental, inclusive los policiacos también en términos generales, va a depender de la proactividad de quienes las dirigen y del interés y el compromiso que tenga el jefe de agencia para que los asuntos se investiguen, se lleven a su culminación y se responsabilice. Yo, con honestidad y con mucho pesar, te digo que no veo eso actualmente en ninguna de las instituciones que tienen esa responsabilidad, lamentablemente.
¿Se sintió amenazado alguna vez por sus investigaciones de funcionarios corruptos de alto nivel?
No voy a entrar en detalles, pero desde que yo era fiscal en el Departamento de Justicia ha habido continuas amenazas a mi integridad personal, así que he vivido con eso en toda mi vida profesional. Uno no se puede dejar intimidar por ese tipo de cosas. El que le va a hacer daño a uno se lo hace. Yo he tenido situaciones cuando estuve en el Departamento de Justicia que se me brindó protección 24 horas en mi casa, a mi familia, pero hay que seguirlo.
¿Volvería a trabajar para el gobierno?
Eso dependería de muchas cosas que tendría que evaluar.

No hay comentarios.: