Follow by Email

sábado, 10 de septiembre de 2016

El oleoducto de Dakota

https://www.facebook.com/teleSUR/videos/10153851158411179/ #EEUU | El oleoducto de Dakota, un proyecto de 3.800 millones de dólares, ha sido parcialmente detenido después de meses de protestas de movimientos indígenas y ambientalistas. ¿Por qué las protestas? Te lo contamos en el siguiente video.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Continente Americano Datos e Información Geográfica de América

Continente Americano Datos e Información Geográfica de América AMÉRICA DEL NORTE Estándar #1 CAMBIO Y CONTINUIDAD Estudia la vida de las sociedades en el contexto de los cambios y las transformaciones que se producen a través del tiempo. Estándar de contenido El estudiante es capaz de plantearse preguntas en torno a las obras y ejecutorias de los seres humanos a través del tiempo. El estudiante: CC 5.1 Explica con ejemplos los conceptos: historia, fuentes documentales, fuentes orales, fuentes materiales, texto histórico, investigación histórica. CC 5.2 Investiga en torno a temas fundamentales en la historia de Puerto Rico y las Américas: sociedades precolombinas. CC 5.6 Determina idea central de un párrafo o texto histórico y la comunica en forma oral o escrita. Estándar #2 PERSONAS, LUGARES Y AMBIENTE Analiza la interacción entre las personas, los lugares, las regiones y el ambiente, y desarrolla habilidad para aplicar y modificar perspectivas geográficas que afectan la vida del ser humano. Estándar de contenido El estudiante es capaz de comprender cómo las personas participan en la producción de espacios y lugares, y de explicar la relación de las actividades humanas y el medio ambiente. PLA. 5.3 Explica cómo la localización geográfica influye en el desarrollo económico, político y social de Puerto Rico y de las Américas. PLA. 5.4 Investiga en torno a las diversas regiones de las Américas. PLA. 5.5 Plantea con ejemplos las características geográficas de América: clima, hidrografía, topografía, relieve, flora y fauna. Continente Americano Datos e Información Geográfica de AMÉRICA DEL NORTE Instrucciones: utiliza las aplicaciones del motor de búsqueda de GOOGLE para localizar datos e información relacionada a AMÉRICA DEL NORTE En esta investigación conteste las siguientes preguntas. Debes escribir las respuestas en la libreta de Estudios Sociales. 1. ¿Cuántas franjas de tierra componen el continente americano? 2. ¿Cuáles son las tres regiones de América? 3. ¿Quiénes ocuparon las regiones de América del Norte? 4. ¿Quiénes ocuparon las regiones de América Central y Suramérica? 5. ¿Cuáles son las civilizaciones más importantes del continente americano? 6. ¿De qué región geográfica eran las civilizaciones de: 7. América del Norte comprende un área de superficie terrestre de _____________ km². 8. ¿Cuáles son las islas más grandes de América del Norte? 1. _______________________ 2. _____________________ 3. ______________________ 4. _______________________ 5. ______________________ 9. Las principales cordilleras de América del Norte son: 1. ________________________ 2. _______________________ 3. ______________________ 10. La cuenca hidrográfica con la mayor cantidad de agua en América del Norte es: ______________________________. 11. Los cinco (5) lagos más grandes de América del Norte son: 1. _______________________ 2. _____________________ 3. ______________________ 4. _______________________ 5. ______________________ 12. Los dos (2) tipos de climas predominantes en América del Norte son: 1. ________________________________________ 2. __________________________________ 13. La población aproximada de habitantes de América del Norte es de _________________ 1. Estados Unidos 2. Canadá 3. México _____________________ ____________________ ________________________ 14. Los pobladores de América de Norte________________________________________________. 15. La población nativa de América del Norte provienen de: _________________________. 16. Las lenguas predominantes que se hablan en América del Norte son: • 1. ________________ 2. _________________ 3. ________________

martes, 6 de septiembre de 2016

El alcance de PROMESA

EL ALCANCE DE PROMESA (JUNTA DE CONTROL FISCAL) Por: Joanisabel González y José A. Delgado El alcance de PROMESA Al menos, por los próximos cuatro años, el Gobierno de Puerto Rico tendrá que operar con el aval de una junta supervisora impuesta por el Congreso de Estados Unidos, en virtud del Título I, sección 101 de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilización Económica (PROMESA, en inglés). VER LOS DESIGNADOS. El proyecto se convirtió en ley el pasado 30 de junio, cuando el presidente estadounidense Barack Obama estampó su firma en el proyecto senatorial federal 2328, pieza que, de paso, se aprobó de manera expedita en el Congreso federal, pues la última fuente de poder en el caso de territorios estadounidenses reside en esa rama de gobierno. A continuación, algunos de los aspectos más importantes del controversial organismo supervisor y cómo este cambiará la vida de los puertorriqueños. Preguntas y respuestas ¿Cuál es el nombre de la junta que supervisará a Puerto Rico? Ver respuesta ¿Cuál es el propósito de la junta? Ver respuesta ¿Existen otras entidades de este tipo en otros lugares en Estados Unidos? Ver respuesta ¿Cuál es la composición de la junta? Ver respuesta 01:50 | Claves para entender el nuevo proyecto de la Junta de Control Fiscal ¿Dónde estarán las oficinas de la junta de supervisión? Ver respuesta ¿Es cierto que la junta de supervisión podrá recibir regalos? Ver respuesta ¿Para quién trabaja el director ejecutivo creado en PROMESA? Ver respuesta ¿Qué poderes tiene la junta? Ver respuesta ¿La junta puede investigar las prácticas de divulgación y de venta de bonos por parte del Gobierno de Puerto Rico? Ver respuesta ¿Cómo será la relación entre la junta, el gobernador y la Legislatura? Ver respuesta 03:42 | ¿Cómo Puerto Rico sucumbió ante la monstruosa deuda? ¿Qué pasa si el plan fiscal no cumple con lo establecido en PROMESA? Ver respuesta ¿Qué pasa si el gobierno no cumple con el presupuesto aprobado y avalado por la junta? Ver respuesta ¿La junta puede decidir sobre los contratos o transacciones que haga el Gobierno? Ver respuesta ¿Puede la junta sugerir o implementar procesos o mecanismos de gobernanza fiscal? Ver respuesta ¿Qué sucede si el Gobierno o la Legislatura no acogen las recomendaciones de la junta? Ver respuesta Los designados A continuación la lista de siete miembros designados a la junta de supervisión fiscal. David Arthur Skeel Experto en Derecho Corporativo y Bancarrota que dicta cátedra en la Escuela de Derecho de la Universidad de Pensilvania. Autor de varios libros, incluyendo uno acerca de las consecuencias de la ley de reforma financiera Dodd-Frank y otro acerca de la ley federal de Bancarrota. Egresado de la Universidad de Carolina del Norte y de la Universidad de Virginia. Andrew Biggs Académico residente del Instituto de Empresarismo Americano (AEI), experto en los temas de Seguro Social y planes de pensiones estatales y locales. Fue comisionado auxiliar del Seguro Social y director asociado del Concilio Económico de la Casa Blanca. José B. Carrión III Presidente y socio principal de la firma de corretaje de seguros Hub International Carrión Laffitte & Casellas Bachiller de la Universidad de Pensilvania. Posee una maestría en Manejo de Riesgos en Seguros del Colegio de Seguros de la Ciudad de Nueva York. Posee sobre 16 años de experiencia en el campo de seguros, presidió en dos momentos separados, las juntas de gobierno de la Corporación para el Fondo del Seguro del Estado y la Administración de Compensación por Accidentes Automovilísticos. Arthur J. González Un educador en sus primeros años de trayectoria profesional, González es un juez retirado del sistema judicial federal que tuvo a su cargo varios de los casos de bancarrota más transcendentales en la historia estadounidense. González tuvo a su cargo los casos de Enron, WorldCom –la bancarrota más grande antes que Lehman Brothers- y en 2009, tuvo a su cargo viabilizar la reestructuración Chrysler. Al presente es senior fellow de la Escuela de Derecho de la Universidad de Nueva York. Ana J. Matosantos Puertorriqueña, Matosantos es egresada de Stanford University y es consultora de presupuesto y en temas financieros. Matosantos es parte del equipo del Instituto de Política Pública de California. Ocupó múltiples cargos en el gobierno estatal de California y se le reconoce como una figura clave en el proceso de restaurar las finanzas de ese estado bajo dos gobernadores distintos. Entre los años 2009 a 2013, fungió como directora del Departamento de Finanzas de California y antes fungió como directora auxiliar de Presupuesto. Entre otras cosas, trabajó en la reforma de salud que se implementó en ese estado. José Ramón González Presidió el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) bajo la administración de Rafael Hernández Colón. Exprincipal oficial ejecutivo de Banco Santander Puerto Rico y exvicepresidente de Oriental Bank. Por años fungió como directivo del Federal Home Loan Bank de Nueva York. En la actualidad, es presidente del Federal Home Loan de Nueva York. Posee un bachillerato en Economía de la Universidad de Yale y abogado egresado de la Universidad de Harvard. Bajo la presidencia de González, el BGF buscó implementar la primera política pública para manejar y custodiar de manera organizada y responsable los activos en manos del gobierno, especialmente, las carteras de inversiones de aseguradoras y planes de pensiones. Carlos M. García Banquero con casi dos décadas de experiencia en banca de inversiones. Expresidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) bajo la administración de Luis Fortuño; otrora ejecutivo de Santander Securities en Puerto Rico. Al concluir sus labores en el Gobierno, se trasladó a Boston donde laboró como principal oficial de operaciones en Santander USA. Dejó el conglomerado español para fundar BayBoston Capital, una firma de capital de riesgo, que presta servicios principalmente a entidades financieras con sede en Boston. Bajo la dirección de García se emitieron unos $10,000 millones en bonos de Puerto Rico, en especial, bajo la Corporación para el Financiamiento del Impuesto a la Venta y Uso (IVU) y se implementaron las disposiciones de la Ley de Emergencia Fiscal (Ley 7 de 2009). García fue también instrumental en establecer el llamado arbitrio del 4% a las corporaciones foráneas que operan en la Isla, fuente de recaudos que ahora representa una quinta parte de los ingresos del Fondo General.

domingo, 4 de septiembre de 2016

MITOS DE LA POBREZA DE PUERTO RICO

Mitos de la pobreza en Puerto Rico Expertos señalan que Puerto Rico no tiene un problema de mantengo, sino de desigualdad y falta de trabajo para las personas domingo, 4 de septiembre de 2016 - 12:01 AM Por Arys Rodríguez Andino / Especial para El Nuevo Día pobreza (horizontal-x3) Según los datos del Informe de Empleo y Desempleo en Puerto Rico de 2015, el número promedio de desempleados fue de 148 mil. (Archivo/ GFR Media) En Puerto Rico, cerca de la mitad de la población vive bajo el nivel de pobreza y necesita algún tipo de beneficencia. Pero, aunque la revisión de datos de los últimos años confirma que no menos de 125 mil personas están siempre en busca de empleo, se ha generalizado el mito de que los puertorriqueños son pobres porque no trabajan, y no trabajan porque prefieren vivir del mantengo. Basta visitar un supermercado y observar el gesto de desaprobación y disgusto cuando alguien que paga la compra en efectivo se fija en que una mujer con uñas largas y pintadas saca la tarjeta de la familia para pagar la suya. Sin conocer a la mujer ni su contexto, las uñas se convierten en el indicador de que no necesita asistencia económica para alimentarse. “Yo creo que estos mitos ya llevan muchos años, desde finales de la década de los 70. Cuando llegaron ayudas a gran escala se desarrolló cierto pensamiento de que fomentaban niveles de dependencia que no eran buenos, que se remuneraba el ocio y no el trabajo”, expuso el sociólogo Héctor Cordero Guzmán, quien participó en un estudio demográfico sobre la pobreza en Puerto Rico, que es parte de las investigaciones del Building Human Services Research Partnerships in Puerto Rico, una alianza de colaboración para la investigación social liderada por la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR). El profesor de administración pública en la Universidad de la Ciudad Nueva York destacó que los puertorriqueños y puertorriqueñas sí están en búsqueda de trabajo y, entre el grupo trabajador, hay un número significativo que sigue bajo el nivel de pobreza porque el salario no es suficiente para salir de ahí. “No ha habido, en un período de 10 o 15 años, menos de 125 mil buscando trabajo. En algunos años hasta 200 mil. Además de eso, hay unas 170 mil personas trabajando a tiempo completo ganando salarios menores a los del nivel de pobreza”, subrayó para contrarrestar el mito de la vagancia. 148,000 Según los datos del Informe de Empleo y Desempleo en Puerto Rico de 2015, el número promedio de desempleados fue de 148 mil. Desempleado no se refiere exclusivamente a persona sin trabajo, sino a una persona que está disponible para trabajar y que ha efectuado acciones específicas para conseguir empleo. El informe también señala que el 55% de los desempleados en el 2015, equivalente a 81,000 personas, terminó involuntariamente con su empleo y no esperaba ser llamado. El 38.5% se identificó como jefe del hogar, la persona que más aporta al ingreso de esa familia. No es entonces sorprendente encontrar en el supermercado a una persona con la tarjeta de la familia que tiene un carro nuevo porque, quizás, aún el banco no se lo ha quitado. La emigración, considera Cordero Guzmán, también confirma el deseo de trabajar de los puertorriqueños. “No están emigrando porque la playa de Orlando es mejor que la de Luquillo, están emigrando porque están buscando trabajo”, reiteró. Aunque el dato de que el 63.1% de las personas desempleadas no tiene un grado postsecundario completado podría tratar de explicarse con que los trabajos disponibles requieren cierta especialidad, el profesor entiende que hay mucho trabajador subempleado. “A medida que hay más educación, ellos (las personas con más estudios) están desplazando a la gente con menos educación, pero no es que los trabajos son mejores. Yo lo que veo es una población que está siendo subutilizada”, expuso, al mencionar como ejemplo a personas con bachilleratos y maestrías que trabajan en la industria de restaurantes (como meseros) y en servicio al cliente. Mito de las ayudas Otro mito que se ha construido en torno a la pobreza es que las ayudas son tantas y tan generosas que la gente no tiene por qué trabajar. El economista José Alameda, quien también participó de las investigaciones, señaló en el vídeo que se preparó sobre los hallazgos que en Puerto Rico “nadie puede vivir de ayudas federales”. “La gente trabaja en economía subterránea y se complementan las ayudas federales”, indicó. Esa economía subterránea a la que Alameda se refiere puede ser tan sencilla como una familia que hace y vende pasteles. “Si comparamos a Puerto Rico con Zimbabue, pues puede que la asistencia es generosa, pero si lo comparas con Estados Unidos y los otros tres territorios que deberían ser el marco de referencia adecuado, los pagos no se pueden considerar generosos”, expuso Cordero Guzmán. Ayuda del pan Del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), el promedio que recibe una familia de cuatro personas es $240 al mes. “No son programas que combaten la pobreza, es una comprita mensual para que tengan la canasta mínima de consumo alimenticio. Hay personas que se han puesto a sumar que si recibes Sección 8 (programa de vivienda), Mi Salud, el PAN, los $75 de agua, luz y celular (subsidio) y TANF (programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas), eso más o menos sería un salario mínimo. Pero es que no todo el mundo lo tiene todo. Son menos de 30 mil los que tendrían todos los programas. Matemáticamente, si una persona tiene la dicha, bueno, la desdicha, de estar en todos los programas, es muy poco para justificar que son suficiente incentivo para no trabajar”, reiteró el sociólogo. ¿Por qué, entonces, la tendencia a culpar a los pobres de la crisis de la clase media trabajadora?, se le preguntó. “El puertorriqueño golpea para abajo, no para arriba. Convertimos a los gansos en el todo y en Puerto Rico hay necesidad. Siempre pregunto a los economistas, ¿la meta es que la gente trabaje más o que gane más?”, respondió Cordero Guzmán. Carmen Nazario, investigadora principal del Building Human Services Research Partnerships, observó que los prejuicios están en boca de todos, hasta en personas con un gran nivel de educación. “Encontramos que hay una falta de información grande, y responde en gran medida a que la gente no está disponible a ponerse a investigar. El primer hallazgo que se encontró fue el de los estereotipos. La gente cree que la gente pobre no trabaja porque son vagos. Por la radio decía un economista que cuando empiezan a subir beneficios del PAN la gente deja de trabajar, y tenemos estadísticas que dicen que eso no es cierto”, expresó la profesora, quien destacó que muchos de los pobres también trabajan. Tanto la profesora de trabajo social como Cordero Guzmán confían en que los hallazgos de las investigaciones, en las que participaron educadores, sociólogos y economistas, ayudarán a derribar los mitos que se han construido alrededor de la pobreza y el prejuicio que implican para quienes la viven. “Puerto Rico no tiene un problema de mantengo. Puerto Rico tiene un problema de trabajo y desigualdad”, subrayó Nazario. “Sociológicamente eso es típico, tanto aquí como en Estados Unidos, que cuando la economía empieza a contraerse los que están un escalón más arriba de los más vulnerables empiezan a culpar a los otros. No saben que muchos de los participantes del PAN trabajan”, recalcó, al añadir que con lo que se recibe apenas se puede comer y mucho menos vivir. Cordero Guzmán destacó que hay que desarrollar estrategias que vayan más allá de “mantener un nivel de consumo básico y mantener a la gente pobre viva”. “No ver a los pobres como una carga, sino como un legado histórico que tenemos que resolver. El ritmo de reducción de pobreza está detenido. La pobreza se ha mantenido igual y el ritmo de crecimiento ha bajado”, advirtió. Tags: Mitos Pobreza en Puerto Rico PAN Desigualdad y pobreza

domingo, 24 de julio de 2016

Las mejores playas de PUERTO RICO

Las mejores playas de Puerto Rico Mi playa favorita es PLAYA LARGA en Maunabo, Puerto Rico. Esa playa del Mar Caribe fue lo primero que vieron mis ojos que podía ver desde el cerro en Quebrada Arenas (1960's). Entre Punta de Yeguas, Punta Tuna y Cabo de Malo Pascua entre Yabucoa, Maunabo y Patillas, la mejor ruta para disfrutar del hermoso panorama que tenemos los pueblos del sureste de Puerto Rico. Lo siento por la gente de Luquillo, Fajardo, Vieques, Culebra, Guánica, Lajas, Cabo Rojo, Añasco, Rincón, Aguada, Aguadilla, Isabela, Arecibo, Manatí, Vega Baja, Toa Baja y Dorado... las del sureste son las mejores y más bonitas.

domingo, 3 de julio de 2016

Columna EL ROBO DEL SIGLO

Las cosas por su nombre

por Benjamín Torres Gotay
💬24

El robo del siglo

Los esperados informes financieros auditados del Gobierno, dados a conocer en la madrugada del viernes, horas después de que el presidente estadounidense Barack Obama firmara la ley de sindicatura conocida como PROMESA, confirman lo más que temíamos, pero como quiera sabíamos: el pueblo de Puerto Rico ha sido víctima de una estafa de proporciones descomunales de parte de los políticos a los que les encargamos nuestros asuntos públicos.
El informe, preparado por la firma multinacional de contabilidad KPMG, pinta un cuadro dantesco de las finanzas del Estado y, por ende, del futuro del país.
Establece, en resumen, que el Gobierno de Puerto Rico, como lo conocemos hoy, no es fiscalmente sostenible. El déficit acumulado de todas las dependencias gubernamentales ronda los $50,000 millones y la deuda pública asciende a $68,000 millones. Los sistemas de retiro operan una deficiencia de $33,000 millones, y lo más probable es que a más tardar en dos años no se puedan pagar las pensiones que se pagan ahora.
Ese fue el legado de los que nos gobernaron por los pasados 20 ó 30 años. Eso fue lo que nos trajo a la PROMESA y a esta coyuntura desgraciada en que los puertorriqueños estamos quedando como seres incapaces de gobernarnos.
Los exgobernadores y presidentes legislativos sabían esto, lo vieron venir, lo ocultaron bajo la alfombra, rezaron, quizás, para que se arreglara sin que ellos tuvieran que hacer mucho, siguieron premiando amigos con los recursos de todos nosotros, hipotecaron el futuro, nos destruyeron el país. El secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, quien es sin duda el funcionario de más credibilidad en este gobierno, dijo en días pasados que, desde el 2000 al 2012, los gastos del gobierno superaron los ingresos por $25,000 millones.
¿Cómo lo hacían?
Fácil: tomando préstamos para no ajustarse el cinturón gradualmente, como podía haberse hecho entonces y ya no. Preferían seguir ofreciendo lo que no tenían, dejándose llevar por la ideología malsana de que “la última la paga el diablo”. El diablo, resulta ser, según las infames prácticas de estos señores que nos gobernaron, nuestros hijos.
Así seguirían, cogiendo préstamos, si no fuera porque el cierre de los mercados lo impidió.
Eso fue lo que hicieron todos, sin excepción alguna, desde la administración de Pedro Rosselló hacia acá.
La clase política con ínfulas de realeza, adicta al clientelismo, incompetente y mezquina, cometió lo que puede describirse sin temor a exagerar como el robo del siglo.
Ellos dejaron a los niños sin educación, a los enfermos sin medicinas, a los retirados sin sus pensiones, mientras sembraban de batatas el gobierno y hacían millonarios a sus amigos. Ellos, claro está, y todos los inconscientes que se dejaron engañar por su música ensordecedora y por sus lemas huecos y les daban el voto año tras año.
El cuadro que revela el informe deja bien claro que, con reestructuración de deuda o sin ella, con PROMESA o sin ella, el aparato gubernamental que tenemos ahora -con tantas agencias que nadie está seguro de cuántas realmente son, cada una con su propia tela de araña de burocracia, su ejército de amigos del partido bien pagos y su mina de oro para los privilegiados- no se puede sostener, hay que rehacerlo de arriba a abajo.
Vienen tiempos duros. Más duros de los que ya hemos vivido. Vienen recortes dramáticos. Si hacen silencio lo escucharán: allá en Washington, o en Nueva York, los futuros miembros de la junta de control fiscal están amolando el machete para dar el tajo.
Vienen cortes brutales a la yugular de Puerto Rico. Eso podíamos haberlo hecho nosotros los boricuas, a nuestra manera, con nuestro “ay bendito”, del que a veces nos burlamos, sin percatarnos, la mayoría, de que en realidad es la manifestación más pura del carácter solidario y compasivo que, entre todas las dificultades, caracteriza a nuestra gente.
Pero no. No habrá “ay bendito” porque nuestros gobernantes fueron unos irresponsables y no lo hicieron cuando se podía hacer bien, poco a poco, compasivamente, sin que doliera demasiado, para el beneficio futuro de la sociedad. Le va a tocar a la junta que dentro de poco estará gobernándonos.
Poco se sabe de esa junta, pero esto está bien claro: no van a ser militantes de la filosofía del “ay bendito”, sino tecnócratas estadounidenses conocidos por ejecutar recortes inclementes, con el propósito principal de que el Gobierno esté en condiciones, no necesariamente de dar mejores servicios, sino de pagar lo más posible de la descomunal deuda.
A esta posición de extrema indefensión y vulnerabilidad como pueblo pues, nos llevó la irresponsabilidad de nuestros gobernantes y de quienes votaron por ellos, y no nos queda más que apretar los dientes y aguantar, porque a la junta no nos la vamos a poder quitar de encima en muchos años, debido a que no irán a elecciones ni tendrán que rendir cuentas a nadie de sus acciones.
Los que salgan electos en los comicios de noviembre, bendito, serán poco menos que sus empleados, y ya están esforzándose por demostrarle al electorado cuál va a ser el que mejor va a servir a los intereses de esa junta que será el verdadero poder.
El Estado tiene que rehacerse, de eso nadie tiene duda. Lo trágico, lo que duele en el fondo del alma, es que la reorganización no estará a cargo de personas a las que podamos pedirle cuentas, sino de los miembros de la junta de control fiscal.
Ellos harán con nuestro país lo que desde su punto de vista, ajeno al nuestro, en el que no tendremos ninguna influencia, estimen lo conveniente. Nadie defiende mejor los intereses de una familia que los mismos miembros de esa familia. Trágicamente, nosotros desperdiciamos las muchas oportunidades que tuvimos de proteger a nuestra familia, y vienen otros a hacerlo por nosotros.
A eso se resume la cruda manifestación del coloniaje que quedó expuesta con todo lo que nosha pasado con esto de la PROMESA: otros, con intereses distintos de los nuestros, vienen a reorganizar lo nuestro. Esa es la esencia más elemental del coloniaje: otros haciendo lo que a uno le toca.
Es verdad que nos lo buscamos, como han dicho muchos, con mucha razón, en estos días.
Pero aun así no deja de producir un absoluto sentimiento de vergüenza, no es posible dejar de sentir este intenso ardor en la cara, por haber quedado los puertorriqueños ante el mundo como seres incapaces de atender nuestros propios asuntos.
Los puertorriqueños somos mucha gente. Realmente, los que nos llevaron a esto fueron los partidos rojo y azul y sus votantes. Pero, para efectos del mundo, somos todos los puertorriqueños los que somos incapaces de cuidarnos a nosotros mismos.
Eso es un motivo de tremenda vergüenza. Pero vergüenza siente, por supuesto, el que la tiene. El que no la tiene no la puede sentir. Y esos, como también está quedando claro en estos días, sobran en este país.