Follow by Email

lunes, 11 de enero de 2010

Sismo sacude edificios en California

Un sismo de magnitud 6.5 dañó algunos edificios, cortó el suministro eléctrico y dejó a su paso ventanas y platos rotos

201001101116290.CALIFORNIA_MAPA_jpg.jpg

FERNDALE, California, EE.UU. — Un sismo de magnitud 6,5 que estremeció el sábado la costa norte de California dañó algunos edificios, cortó el suministro eléctrico en varias localidades costeras y dejó a su paso ventanas y platos rotos en la región al sur del límite con Oregón.

El Servicio Geológico de Estados Unidos informó que el movimiento telúrico ocurrió alrededor de las 16:27 del sábado (0027 GMT del domingo), a unos 35 kilómetros (22 millas) de Ferndale, California.

Los habitantes de un edificio de departamentos en Eureka, una ciudad costera de unos 26.000 habitantes, debieron ser evacuados y un edificio de oficinas y otras dos construcciones comerciales fueron declarados inseguros, dijo el vocero del condado de Humboldt Phil Smith-Hanes.

"Los informes iniciales que tenemos dicen que, a pesar de que fue un temblor bastante importante, lo sobrevivimos bien", dijo Smith-Hanes y agregó que el domingo se harían estimaciones de daños en todo el condado.

Las autoridades de Eureka y otras localidades cercanas dijeron que no había reportes de lesiones graves. Sin embargo, varias personas sufrieron cortes y raspones menores debido a los vidrios rotos en el centro comercial Bayshore Mall de Eureka y una persona de avanzada edad se quebró una cadera al caer al suelo, dijeron las autoridades.

"Lo que más recibimos son reportes de chichones, moretones y golpes en la cabeza", dijo Laurie Watson Stone, vocera del hospital Saint Joseph en Eureka. "El servicio de emergencias está ocupado, pero no hemos oído de heridas graves".

Amanda Nichols, de la policía local, dijo que recibió un reporte de que un bebé sufrió un golpe en la cabeza al caer escombros en el centro comercial.

Cortes de electricidad afectaron a unos 25.000 clientes en la mayor parte del condado de Humboldt, según la compañía eléctrica Pacific Gas & Electric Company. Cinco horas después del temblor, unas 10.000 viviendas seguían sin energía y algunas podrían no recuperarla el domingo, dijo una vocera.

Varios semáforos cayeron y muchos residentes reportaron pérdidas de agua, gas y cloacas, dijo la vocera de la Oficina de Servicios de Emergencia del condado, Jo Wattle.

"Hay gente a la que se le cayó la chimenea y hemos oído de daños menores a la propiedad y muchos objetos de cristal rotos", dijo. "La gente realmente está conmocionada. Se sacudió bastante y luego hubo un gran salto al final".

Según el Servicio Geológico, el terremoto tuvo su epicentro a una profundidad de unos 16 kilómetros (10 millas). Hubo siete réplicas en las dos horas siguientes, la mayor de magnitud 4,5.

La policía de Ferndale dijo que el temblor derribó el revoque de la alcaldía y rompió vidrieras en el centro.

"Pensé que un neumático había estallado en mi camioneta porque era tan difícil controlarla", dijo la agente de policía Lindsey Frank. "Los cables eléctricos se mecían y podía ver gente en el campo que trataba de mantenerse de pie".

"Hay gente un tanto nerviosa, pero creo que hemos superado esto bastante bien para la magnitud del terremoto que tuvimos", dijo el vocero de la ciudad de Eureka Gary Bird.

En el pueblo de Arcata, algunos televisores y objetos colgados en las paredes cayeron al suelo, dijo Judd Starks, una residente.

"Todo el pueblo está un poco asustado", dijo. "La electricidad se cortó y la gente anda caminando por ahí".



No hay comentarios.: