Follow by Email

miércoles, 13 de enero de 2010

Catastrófico terremoto en Haití

El sismo de magnitud 7 grados, deja centenares de muertos. Por: Alberto Rullán - 13/1/10 12:16 AMmbajador estadounidense en Puerto Príncipe califica de catastrófica la situación.

Alegádamente colapsaron el Palacio Presidencial, los ministerios de Justicia, Finanzas, y el edificio del Parlamento.

Aunque el fuerte movimiento telúrico se sintió en la vecina república dominicana, se desmitió que se hubiera derrumbado parte de un hospital de niños en la localidad de Santiago.

Se sintió una réplica de unos 6 grados. El epicentro fue a pocos kilómetros de la superficie y también a escasa distancia de la capital haitiana.

La advertencia de tsunami fue descontinuada...

PUERTO PRINCIPE (AP) — El sismo más potente en la historia del Caribe estremeció el martes Haití, donde un hospital se derrumbó y la gente pedía ayuda a gritos, informaron autoridades y testigos. Un funcionario asistencial dijo que había en varias zonas del país "un desastre y caos totales".

Las comunicaciones quedaron cortadas casi por completo, lo que hacía imposible tener una información clara de los daños, mientras las réplicas sísmicas seguían remeciendo un país donde la situación de pobreza es desesperada y donde muchos edificios son endebles. En muchos lugares no había suministro de electricidad.

Karel Zelenka, representante de los Servicios Católicos de Ayuda en Puerto Príncipe, dijo a algunos colegas estadounidenses, antes de que se perdiera el servicio telefónico, que "debe haber miles de personas muertas", de acuerdo con la vocera del grupo asistencial, Sara Fajardo.

"El informó que había un desastre y caos totales, que nubes gigantescas de polvo rodeaban a Puerto Príncipe", dijo Fajardo desde las oficinas de la organización en Maryland.

No surgieron de inmediato reportes de muertos o heridos. Se sintieron poderosas réplicas sísmicas en la primera hora posterior al terremoto principal.

El terremoto tuvo una magnitud preliminar de 7,0. Ocurrió por la tarde y tuvo su epicentro unos 15 kilómetros (10 millas) al poniente de Puerto Príncipe, informó el servicio Geológico de Estados Unidos. El fenómeno ocurrió a una profundidad de 8 kilómetros (5 millas).

"Todos están totalmente aterrorizados y atónitos", dijo Henry Bahn, funcionario del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, quien visita el país caribeño. "El cielo se tornó gris por el polvo".

Un camarógrafo de The Associated Press vio caer el hospital en Petionville. No estaban disponibles más detalles de inmediato.

Bahn dijo que caminaba a su cuarto de hotel cuando la tierra comenzó a sacudirse.

"Sólo seguí mi camino, e iba rebotando contra el muro", relató. "Escuché un ruido tremendo y gritos a la distancia".

El funcionario dijo que varias piedras cayeron por todo el lugar, y relató que le sorprendió ver una barranca donde se habían construido varias viviendas.

"Es ahora sólo un montón de muros derrumbados, escombros y alambres de púas", dijo.

Don Blakeman, analista del servicio Geológico en Golden, Colorado, dijo que un terremoto de semejante magnitud tenía el potencial de causar daños extensos.

"Creo que vamos a ver daños sustanciales y víctimas", advirtió.

Blakeman dijo que Haití había sido ya sacudido por varias réplicas, las dos principales de magnitudes 5,9 y 5,5.

"Esperamos más réplicas porque este fue un terremoto poderoso a poca profundidad", dijo.

El sismo se sintió en República Dominicana, que comparte con Haití la isla de La Española. En la capital y en otras ciudades, decenas de personas salieron nerviosas a las calles.

"La gente salió con pánico de los edificios altos de la ciudad" de Santo Domingo, dijo el bombero Francisco Rosario.

La población dominicana se puso en alerta por la posibilidad de un tsunami en las costas, tras escuchar reportes de la televisora CNN que informó sobre el peligro del fenómeno.

No había reportes de muertos, lesionados ni destrozos en República Dominicana.

Otro analista del servicio Geológico, Dale Grant, dijo que éste fue "el terremoto más intenso registrado en esta zona". Añadió que el último terremoto de gran magnitud fue de 6,7, en 1984.

El embajador haitiano en Estados Unidos, Raymond Joseph, dijo desde su oficina en Washington que habló con el secretario de la presidencia de su país, Fritz Longchamp, quien le contó que "los edificios caen como naipes" cerca del palacio nacional donde reside el presidente Rene Preval. Añadió que no ha logrado comunicarse con Haití telefónicamente.

Felix Augustin, cónsul general de Haití en Nueva York, dijo que está preocupado por todas las personas en el país caribeño, incluidos sus propios familiares.

"La comunicación es absolutamente imposible", dijo. "He tratado de llamar a mi ministerio y no puedo... Esto es abrumador".

El Servicio Meteorológico de Estados Unidos emitió una advertencia tsunami para Haití, la República Dominicana y las Bahamas, aunque reconoció que los maremotos son poco frecuentes en la región.

En Washington, el portavoz del Departamento de Estado Gordon Duguid dijo que se están llevando a cabo reuniones de emergencia en el gobierno ante la gravedad de la situación.

"Necesitamos recabar rápidamente toda la información que podamos, y por supuesto ayudaremos en todo lo posible", declaró Duguit.

En Cuba también se percibió el remezón y atemorizó a los pobladores del oriente de la isla.

"Se sintió más que fuerte, yo diría largo, nos dio tiempo de bajar (a la calle)", dijo a la AP monseñor Dionisio García, arzobispo de Santiago de Cuba, a 800 kilómetros de La Habana y uno de los puntos más cercanos a Haití.

Varias personas consultadas telefónicamente desde La Habana hasta la ciudad oriental reportaron haber percibido el sismo, pero todos aseguraron que no hubo daños materiales y tampoco la Defensa Civil dio instrucciones ante posible tsunami.

No hay comentarios.: