Follow by Email

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Nueva York: el estado más infeliz


Estudio revela que es seguido por Connecticut y NJ. Vea las fotos

Nueva York ocupó el lugar 51 de 51, porque el Distrito de Columbia se incluyó en la lista como si fuera un estado
The New York Times

Nueva York - En esta época de regalar, de confort y de alegría, los neoyorquinos han sido oficialmente calificados como las personas más tristes de Estados Unidos por un estudio de la revista Science. El estado con la llamada “capital del mundo” es seguido en esa lista por Connecticut y New Jersey.

Los académicos Andrew J. Oswald, de la Universidad de Warwick, y Stephen Wu, del Hamilton College de Clinton, N.Y. examinaron montones de datos en un proceso que dio como resultado una guía de la felicidad en Estados Unidos.

En la escala, Nueva York, aterrizó en el último lugar.

“Lo siento por eso”, dijo Oswald por teléfono. “Es bastante triste. Si hubiera una Liga Nacional de la Felicidad, seríamos los Nets de Nueva Jersey (el equipo de baloncesto de la NBA que marcha -también- en el último lugar de la liga).”

Nueva York ocupó el lugar 51 de 51, porque el Distrito de Columbia se incluyó en la lista como si fuera un estado y ocupó el lugar 37 a pesar de la desventaja de tener el Congreso en su seno.

Por lo menos los neoyorquinos pueden tener la comodidad de saber que sus vecinos inmediatos en Connecticut (50) y Nueva Jersey (49) no son mucho más felices. Por otra parte, los estados donde los ciudadanos parecen ser más felices son, en orden descendente, Luisiana, Hawai, Florida, Tennessee, Arizona, Mississippi. Montana, Carolina del Sur, Alabama y Maine.

Un notable aspecto de este estudio es que a los neoyorquinos no se les preguntó que pensaban de Albany o Donald Trump, sino que se enfocó en dos tipos de información.

El primero fue un estudio de 1.3 millones de estadounidenses realizado hace cuatro años por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que preguntó a la gente sobre su salud y cuan satisfechos estaban con sus vidas. Esas auto-evaluaciones se compararon con indicadores objetivos diseñados por investigadores de la Universidad de Los Ángeles, que incluían variables en la calidad de vida como el clima, los impuestos, el costo de vida, los tiempos de transportación a sus trabajos, criminalidad y escuelas.

Cuando estos datos se confrontaron, los investigadores descubrieron que los juicios subjetivos estaban muy cercanos a los de índole objetivo. En otras palabras, las personas sabían de lo que estaban hablando cuando decían si eran felices o no.

Estadounidenses que se describen a sí mismos como satisfechos tienden a vivir en lugares donde la calidad de vida es buena por la mayoría de las normas -donde el sol brilla mucho, el aire es bastante claro, los costos de vivienda no conducen a la quiebra y el tráfico no era demasiado difícil, por ejemplo.

“Estamos realmente sorprendidos de que la partida fuese tan fuerte”, dijo el profesor Wu. “La fuerza de la correlación es muy, muy alto”.

No hay comentarios.: