Follow by Email

lunes, 12 de octubre de 2009

ENMIENDAS A LA CONSTITUCIÓN DE PUERTO RICO

“Esto es una tragedia”

Abogados constitucionalistas muestran reservas con oleada de propuestas para enmendar el principal documento

Defensores de la unicameralidad realizaron una protesta silente en el Capitolio alrededor de la Constitución del Estado Libre Asociado.

Por Keila López Alicea / keila.lopez@elnuevodia.com *Análisis

Los múltiples intentos individuales de legisladores para enmendar la Constitución del Estado Libre Asociado denota una falta de conocimiento sobre la importancia del documento guardado en una bóveda de cristal en la Rotonda de la Casa de las Leyes, a juicio de expertos constitucionalistas.

“Esto es una tragedia para cualquier país que se precie de vivir bajo una Constitución, en una democracia”, expresó el profesor de derecho constitucional de la Universidad Interamericana, Carlos Ramos.

El abogado sostuvo que enmendar la Constitución es un proceso que sólo se debe llevar a cabo cuando hay un consenso generalizado entre los ciudadanos y no para cambiar detalles motivados por consideraciones político partidista.

Las 32 medidas radicadas en este cuatrienio para modificar la carta magna puertorriqueña contrastan con los primeros diez meses del cuatrienio pasado, periodo durante el cual ambos cuerpos legislativos sólo habían presentado doce resoluciones concurrentes para ese fin, según un análisis del archivo cibernético de la Legislatura realizado por El Nuevo Día.

“La misma Constitución exige que una enmienda tenga que aprobarse por una determinada cantidad de legisladores, dos terceras partes de la Legislatura, y que los electores tengan que aprobar la medida. Los constituyentes querían que fuera un procedimiento rígido para que la Constitución se pudiera enmendar, se hizo para que no fuera fácil enmendarla”, señaló Ramos.

El ex decano de la Escuela de Derecho de la Interamericana destacó que el último referéndum que se tradujo en una enmienda constitucional fue en 1970, cuando los electores avalaron otorgar el derecho al sufragio a los 18 años. Tras esa modificación, una consulta posterior para limitar el derecho a la fianza no recibió los votos suficientes para cambiar la Constitución y un referéndum para establecer la unicameralidad no fue atendido.

Las medidas bajo el análisis de la Legislatura abarcan temas gubernamentales, como la reorganización de la Asamblea Legislativa; asuntos judiciales, como ampliar la edad para el retiro obligatorio de los jueces del Tribunal Supremo; y temas generales, como establecer a Ponce como la segunda capital de la Isla.

“Si bien es cierto que después que las Constituciones se aprueban los tiempos cambian, surgen necesidades y a veces hay que cambiarlas, no creo que la Constitución se deba estar enmendando cada rato que sale un problemita que se puede resolver mediante una ley”, señaló el abogado constitucionalista Richard Markus.

Markus, un ex asesor de la Cámara de Representante, usó como ejemplo la propuesta para limitar el derecho a la fianza. Para el abogado, el pueblo no avalará imponer una restricción a un derecho constitucional y señaló que lo mismo se puede lograr a través de legislación.

Mejor una Constituyente

Tanto Ramos como Markus señalaron que la Constitución del ELA sólo ha sido enmendada unas cinco veces en sus 57 años.

“Yo sé que hay un sinnúmero de propuestas y quizás alguna que otra se puede justificar, pero -en términos generales- hay que coger la cosas con calma y ver si realmente se resuelve algún problema de la ciudadanía con esas enmiendas”, expresó Markus, ex profesor en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico.

Markus sostuvo que existen temas que le preocupan más a la ciudadanía que enmiendas a la Constitución que posiblemente no afecten directamente su vida diaria.

Ramos señaló que si la Legislatura considera que hay tantas “fallas” en la Constitución que merecen ser corregidas, se debe hacer a través de una Asamblea Constituyente y no mediante enmiendas individuales.

“Si son tantas cosas, debe haber un consenso básico para revisarla por completo. Yo creo que es que no han aprendido de los intentos fallidos de enmendar la Constitución y eso es frustrante para una País”, expresó Ramos.

No hay comentarios.: