Follow by Email

sábado, 7 de febrero de 2015

¿Quiénes mandan en Puerto Rico?

¿Quiénes realmente mandan en el gobierno de Puerto Rico?

Conoce las figuras que más prominencia tienen en la toma de decisiones

sábado, 7 de febrero de 2015 - 12:07 AM
Capitolio (horizontal-x3)
La Constitución del Estado Libre Asociado establece que, en caso de vacante, el puesto de gobernador será ocupado por el secretario de Estado. (Xavier J. Araújo Berríos)
En cada administración gubernamental, hay unos funcionarios que brillan más que otros. Unos jefes de gabinete que parecen tener más poder que sus compañeros o que, a raíz de la situación particular del momento, deben asumir más responsabilidades.
“El poder detrás del trono” se acostumbra a decir cuando hay una persona con más poder que la figura que ocupa el máximo sitial en una estructura.  
¿Quiénes realmente mandan en el gobierno de Puerto Rico?
Por disposiciones legales y constitucionales, hay unos puestos en la jerarquía del gobierno estatal que tienen más poder que otros. La principal es, obviamente, el gobernador, la máxima figura electa en el país.
La Constitución del Estado Libre Asociado establece que, en caso de vacante, el puesto de gobernador será ocupado por el secretario de Estado. Si hay vacantes en ambos puestos -temporeras o permanentes- la Ley 7 de 1952 establece que el orden de sucesión será: secretario de Justicia, secretario de Hacienda, secretario de Educación, secretario del Trabajo, secretario de Transportación y Obras Públicas, secretario de Desarrollo Económico y Comercio y secretario de Salud.
Pero en la actualidad, hay figuras que tienen más prominencia en la toma de decisiones del gobierno.
Gobernador
Con sus amplios equipos de asesores y asistentes que ayudan en el día a día, el gobernador de Puerto Rico tiene el poder dentro de la estructura gubernamental para encaminar o descarrilar al país, señaló el abogado estadista Domingo Emanuelli.
Pero mientras la figura del gobernador ostenta un poder inherente, en esta administración, Alejandro García Padilla no necesariamente es el número uno, sostuvo el analista político Adolfo Krans. El gobierno corre por inercia. Todos los gobiernos se mueven, para bien o para mal, pero aquí no se siente el poder que emana de una dirección sensata, lógica", indicó Krans.
Presidenta del Banco Gubernamental de Fomento
En esta administración, no importa el puesto que ocupe, la actual presidenta del Banco Gubernamental de Fomento y exsecretaria del Departamento de Hacienda, Melba Acosta, es quien rige la política económica del país. “Históricamente, el secretario de Hacienda o el presidente del BGF le puede agriar la vida a cualquiera en el gobierno. Tiene mucho poder, puede viabilizar o no el futuro de cualquier acción”, sostuvo Krans.  Presidentes legislativos
Los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes tienen en sus manos el poder de decidir si avalan o no nombramientos de funcionarios de Ejecutivo y la rama Judicial, pueden redistribuir el presupuesto del país y rigen la aprobación de leyes que abarcan todos los escenarios de la vida de los puertorriqueños, destacó Emanuelli. Asimismo, como funcionarios electos por el pueblo asociados a colectividades específicas y seleccionados por sus correligionarios para liderar los respectivos cuerpos legislativos, también tienen un amplio alcance político, añadió.
Jueces del Tribunal Supremo
Aunque su presencia en la palestra pública no es constante, el poder de Tribunal Supremo es uno de los que más largo alcance tiene, manifestó Emanuelli. Por ejemplo, los jueces del máximo foro judicial son quienes han decidido si se aplican o no medidas de impacto económico en el país, como las reformas a los sistemas de retiro. Además, ya que sus nombramientos se extienden durante varias décadas, los jueces del Supremo tienen una longevidad dentro de sistema gubernamental que pocos funcionarios de alta jerarquía tienen, señaló e l abogado estadista.
Acreedores
Ante la situación económica que atraviesa Puerto Rico, las entidades que le prestan dinero al país y  en sus manos está la deuda que asfixia al gobierno tienen una gran influencia sobre el desarrollo de la política pública local, aseguró Krans. “Ahí es que está el poder. Los acreedores, más temprano que tarde, van a articular modos de administración que todos sabemos que son inevitables. La Autoridad de Energía Eléctrica es la punta de lanza”, expresó.

No hay comentarios.: