Follow by Email

miércoles, 6 de marzo de 2013

Muere el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez (RIP)


Remezón en América

La muerte de Chávez cambia las reglas en el ajedrez continental
 (Archivo / AP)
POR BRUNO RIVAS / EL COMERCIO.PERU / GDA
El fallecimiento del presidente venezolano, Hugo Chávez, no solo ha provocado un terremoto político en el país llanero. Debido a la enorme influencia que ha ejercido el fallecido comandante durante sus más de diez años de gobierno, todo el continente está sufriendo un remezón.
Sin lugar a dudas el bloque regional que más afectado se verá es la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). Dicho grupo fue ideado y creado por el mismo Chávez en el 2004. En un primer momento solo incluía a Venezuela y Cuba, pero luego incorporó a países con gobiernos de izquierda como Bolivia, Nicaragua, Ecuador, entre otros.

Sin embargo, pese al ingreso de nuevos miembros, el líder siempre ha sido el presidente venezolano debido a que su país es el principal proveedor económico del bloque.
Por esa razón su desaparición abre muchas interrogantes sobre el futuro de la alianza.
“Es difícil que algún gobernante latinoamericano pueda reemplazar el rol que ocupa Chávez en el ALBA. Ninguno tiene el dinero ni las ambiciones hegemónicas del líder venezolano.
Será muy difícil la continuidad de la alianza sin Chávez”, señaló a este diario el presidente de Diálogo Interamericano, Michael Shifter.
Una opinión similar tuvo el analista internacional Oscar Vidarte quien señala que “ni Bolivia ni Ecuador tienen el poder energético para ejercer el liderazgo de Venezuela”. Por su parte países como Cuba y Argentina (que no pertenece al ALBA) tienen “sus propios problemas internos que los obligan a tener otras prioridades”.
Los analistas tampoco ven entre los posibles sucesores de Chávez a una personalidad capaz de ocupar el papel de líder regional.
“Es difícil imaginar que Maduro pueda ejercer el mismo nivel de liderazgo de Chávez. Va a tener que enfocarse primero en los problemas de Venezuela”, indicó Shifter. “Es muy difícil [que alguno de los posibles sucesores]. Primero deberían consolidarse como líderes de su propio movimiento”, dijo Vidarte.
“Como consecuencia de estos hechos va a disminuir bastante el radicalismo en la región”, expuso, por su parte, a “El Comercio” el analista internacional cubano Luis Popa Casasaya. “La región tomará la muerte de Chávez como una derrota de la izquierda antiimperialista y revolucionaria”, acotó.

Sin embargo, no todos los países de la región se ven afectados por la desaparición del mandatario venezolano. De acuerdos con los analistas la izquierda moderada podría extender su liderazgo regional.
“Si la política exterior brasileña es inteligente aprovechará el vacío de poder que deja la ausencia de Chávez para cooptar a los países del ALBA y acercarlos a su zona de influencia. De esa manera volverían a ejercer el liderazgo regional que en algún momento tuvo Lula da Silva”, expuso Vidarte.
Shifter comparte esa opinión pero es más moderado en su comentario. “Con la desaparición de Chávez la izquierda moderada de la región podrán tener más espacio para maniobrar y se verán fortalecidas aunque solo de forma marginal”, indicó el analista estadounidense. “El tema es que este grupo de países no forma un bloque sólido así que la pregunta que aparece es si Brasil podrá tomar el papel que Venezuela dejaría. Mi impresión es que el impacto sería mínimo”, acotó.
Las peleas en la región
El fallecido presidente venezolano Hugo Chávez no solo enfiló sus baterías contra los gobernantes de EE.UU. Mandatarios latinoamericanos también han sido objeto de sus ataques.
Uno de los conflictos más sonados fue el que tuvo con el presidente colombiano Álvaro Uribe durante la Cumbre de Río del 2010. En dicha oportunidad tuvieron un fuerte de cruces de palabras después de que Uribe le reclamara a Chávez por un bloqueo económico realizado por Caracas.
El bloqueo realizado por Caracas era consecuencia de un acuerdo firmado por Bogotá y Washington que permitía el ingreso de militares estadounidenses en las bases militares cafeteras.
Consecuencias
Cuba y Nicaragua serían los más afectados por la muerte del líder venezolano.
Las cifras indican que los países que más se ven afectados con el fallecimiento del presidente venezolano, Hugo Chávez, son Cuba y Nicaragua por todos los beneficios que reciben del chavismo.
“Cuba necesita para su consumo interno 80,000 barriles de petróleo diario. Venezuela le proporciona 100,000. La muerte de Chávez podría significar el fin de esas subvenciones y para La Habana sería un caso similar a cuando se dio la caída de la Unión Soviética”, expuso el catedrático de la PUCP y analista internacional cubano Luis Popa Casasaya.
Por su parte, el analista internacional Oscar Vidarte señala que “Nicaragua, al igual que una serie de países caribeños que viven del petróleo subsidiado, va a sufrir en gran medida. Dudo que inmediatamente, pero si en el mediano plazo, en tanto la situación en Venezuela va a tender a cambiar”. “Ya sea por el desmoronamiento del régimen o por el ascenso de la oposición”, agregó el docente de la PUCP.
Washington aprovecharía para recomponer las relaciones.
Enemigo declarado
Sin lugar a dudas el mayor rival que tuvo Hugo Chávez durante los años que estuvo al frente de Venezuela fue el Gobierno de Estados Unidos. Célebres fueron los discursos en los que llenó de insultos a personajes como el expresidente George W. Bush, las exsecretarias de Estado Condoleezza Rice y Hillary Clinton, entre otros. Incluso el mismo mandatario actual Barack Obama ha sido víctima de su condimentado vocabulario.
Si bien la relación entre Washington y Caracas ha sido tirante durante todo el tiempo que el chavismo ha estado en el poder, el intercambio empezó a bajar los decibeles en los últimos años del gobierno de Bush.

No hay comentarios.: