Follow by Email

lunes, 19 de abril de 2010

Ceniza de volcán islandés

Ceniza de volcán islandés desquicia navegación aérea en Europa

Una nube de humo y cenizas sale del volcán Eyjafjallajokull en 
Islandia, el miércoles 14 de abril del 2010 (AP Foto/Jon Gustafsson)
Una nube de humo y cenizas sale del volcán Eyjafjallajokull en Islandia, el miércoles 14 de abril del 2010 (AP Foto/Jon Gustafsson)

Una enorme nube de cenizas emitida por un volcán en Islandia ocasionó el jueves la mayor afectación a los vuelos internacionales desde los atentados terroristas del 2001 en Estados Unidos, dejando varados a los viajeros en los cinco continentes mientras se desplazaba por los cielos de Europa. Las autoridades informaron que podrían pasar días antes de que sea seguro volar otra vez por Europa, una de las zonas de más tránsito aéreo.

Irónicamente, el aeropuerto Keflavik de Islandia siguió operando el jueves. Los vuelos hacia Europa fueron cancelados pero los dirigidos hacia América del Norte funcionaban con normalidad.
La nube, que flotaba a una altura de entre 6.000 y 11.000 metros (20.000 y 36.000 pies), podía averiar las turbinas de los aviones, lo que obligó a las autoridades aeronáuticas a afectar los planes de viaje de decenas de miles de personas, desde turistas y viajeros de negocios hasta políticos y miembros de la realeza.

A todos ellos les resultaba imposible ver el origen de sus frustraciones, salvo de manera indirecta, cuando la ceniza hizo que el cielo adquiriera una tonalidad más rojiza al atardecer.
En Gran Bretaña se cancelaron todos los vuelos que no representaran una emergencia, y la mayoría de los aviones permanecerá en tierra al menos hasta el mediodía del viernes. Las autoridades en Irlanda, Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia y Bélgica, cerraron también su espacio aéreo.
Humo y vapor sale del volcán bajo el glaciar Eyjafjallajokull en 
Islandia el miércoles 14 de abril de 2010. Las cenizas del volcán han 
interrumpido vuelos en casi toda Europa. (Foto AP/Icelandic Coastguard, 
ho)
Humo y vapor sale del volcán bajo el glaciar Eyjafjallajokull en Islandia el miércoles 14 de abril de 2010. Las cenizas del volcán han interrumpido vuelos en casi toda Europa. (Foto AP/Icelandic Coastguard, ho)
Francia cerró 24 aeropuertos, incluido el principal, el Charles de Gaulle en París. Alemania suspendió operaciones en los aeropuertos de Berlín y Hamburgo, el jueves por la noche, y varios aviones que habían despegado de Estados Unidos tuvieron que regresar.

Kyla Evans, vocera del servicio de tránsito aéreo Eurocontrol, dijo que la mitad de los vuelos trasatlánticos sería cancelada el viernes. En el aeropuerto Heathrow de Londres, que es normalmente uno de los que registra mayor actividad, con más de 1.200 vuelos y 180.000 viajeros al día, los pasajeros miraban desesperanzados las pantallas que mostraban los itinerarios, donde todos los vuelos estaban cancelados.

“Llegamos incluso al avión y estábamos a punto de despegar… incluso nos habían pasado el video de seguridad”, dijo Sarah Davis, fisioterapeuta inglesa de 29 años, quien esperaba volar a Los Angeles. “Estoy molesta; mis vacaciones son limitadas”. Un volcán debajo del glaciar Eyjafjallajokull comenzó a hacer erupción el miércoles, por segunda ocasión en menos de un mes, provocando inundaciones y emitiendo una nube de humo y vapor que se extendió por varios kilómetros.

Unas 700 personas que residen en áreas rurales cercanas al volcán fueron desalojadas el jueves, debido al riesgo de inundaciones repentinas, pues el agua y grandes trozos de hielo, del tamaño de una casa, comenzaron a desprenderse de la montaña. El Departamento de Protección Civil informó que podría haber daños a las carreteras y a otra infraestructura. Las imágenes en video mostraban el momento en que los gases candentes derretían el hielo espeso, provocando que los torrentes de agua bajaran por las laderas del volcán.

Las cenizas podrían convertirse en una amenaza para el tránsito aéreo, mientras se desplazaban al sur y al oriente, hacia el norte de Europa, incluida Gran Bretaña, que se ubica a unos 2.000 kilómetros (1.200 millas). La nube de cenizas podría ser succionada por las turbinas de algún avión, haciendo que se detengan. El humo y las cenizas podrían también afectar la visibilidad del piloto.
El servicio del tránsito aéreo en Gran Bretaña informó el jueves por la noche que extendería una prohibición a buena parte del tránsito de aeronaves hasta las 1300 GMT del viernes, pero los vuelos a Escocia e Irlanda del Norte podrían reanudarse después de esa hora.

La agencia informó que Gran Bretaña no había detenido nunca antes todos los vuelos en su espacio, aunque muchos fueron cancelados después de los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos. “La gente no puede recordar una fecha en que haya ocurrido algo de esta magnitud”, dijo Patrick Horwood, en referencia a las cancelaciones. “Ciertamente, nunca estuvo involucrado un volcán”. Evans, la portavoz de Eurocontrol, dijo que las cenizas habían llevado a cancelar unos 4.000 vuelos en Europa el jueves, y que la cifra podría ascender el viernes a 6.000.

En Washington, la Agencia Federal de Aviación informó que trabajaba con varias aerolíneas para hacer que algunos vuelos eludieran la nube de cenizas, que tiene cientos de kilómetros de ancho.
También fueron suspendidos vuelos de Asia, Africa, América Latina, Australia y el Medio Oriente al Heathrow y a otros aeropuertos europeos.

No hay comentarios.: